17 ago. 2011

Carlos Irijalba "Twilight"


El montaje de los focos y el transformador dentro del bosque.
TWILIGHT. Lat:43° 5′57.2202″ Long:1° 31′12.8382″
Twilight consiste en el desplazamiento de una torre de iluminación de un campo de deportes, un espacio hiperdefinido por y para el espectáculo, cuya iluminación descriptiva presenta el sujeto de su atención como el único existente. Esta torre se ha trasladado a una de las ultimas selvas de Europa, la de Irati en el norte de Navarra creando como réplica una redefinición de lo real en tanto que visible utilizando el propio lenguaje del espectáculo.
El proyecto trata el modo en que Occidente construye un circuito de lo real a través de la luz. La iluminación natural proporciona una dimensión consecuente del espacio-tiempo, sin embargo el planteamiento lumínico de Occidente, más allá de fabricar un día eterno, supone una ruptura de estructuras y ciclos hacia la construcción de un medio abstracto que pierde toda relación excepto para consigo mismo. El fuego como primer artificio y más tarde la luz artificial han simbolizado el lugar de la transformación. El espectáculo ha heredado ese lugar y sus cualidades hipnóticas, acotando el plano de lo visible para su digestión, trasladando la atención hacia una serie de pseudoacontecimientos.
La representación del lugar es ya insuficiente. El proyecto plantea esta instalación como necesidad de lo real más allá de su imagen.
El lugar último es el lugar mismo.
Texto: Carlos Irijalba  
http://www.carlosirijalba.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario