4 jul. 2011

Huerta de Rey (Burgos) y Aquarius. Zikurkil (Euskadi) y La Primitiva.

Huerta de Rey es conocida, entre otras cosas, por los nombres tan peculiares que tienen sus vecinos, motivo que ha hecho a la localidad, donde también se celebra un congreso de nombres raros, aparecer en prensa y en televisión. En esta ocasión, sus habitantes y sus características denominaciones son protagonistas en la pantalla, pero a través de un spot publicitario que ha sido rodado en el interior de algunas casas del municipio y en rincones del mismo, como el jardín de la iglesia. 
La empresa de publicidad Sra Rushmore presentó a la compañía Coca-Cola, propietaria de Aquarius, su propuesta para una próxima campaña. En ella, basada en una oda a la libertad del ser humano para elegir lo que quiere hacer en su vida, apareció la idea de hablar de nombres propios de persona, algo que se impone y que cada uno no puede elegir. «Nos pusimos a buscar sitios con nombres raros, y así dimos con Huerta de Rey», señala Ana Herrera, de Sra Rushmore. 
Tras los trámites necesarios, personas de la productora se desplazaron antes de Semana Santa hasta Huerta para llevar a cabo la selección entre todos los vecinos que se prestaron a participar en esta iniciativa. Entre ellos se escogieron a 8 protagonistas y otros tantos extras, que son los que finalmente aparecerán en el spot. Clodoveo, Firmo, María Quintilia, Filogonio, Pilar Filonila, Vistala, Marciana o Aureo, son algunos de los vecinos de Huerta a los que podremos ver protagonizando este anuncio de 20 segundos de duración y que comenzará a emitirse la última semana de mayo, tanto en la televisión pública como privada, y cuya emisión se extenderá hasta verano. 
Después de la selección y los preparativos llegó el momento de rodar. Ciertas casas y lugares del municipio se convirtieron en improvisados platós para grabar este anuncio que ha llevado Huerta de Rey a los hogares de toda España. Una de las primeras en ponerse delante de la cámara en la casa de otro vecino del pueblo fue Pilar Filonila. En su intervención esta mujer dice que Huerta de Rey es el pueblo en el que más nombres raros hay y cuyo alcalde tiene un nombre normal, Antonio, y que la empresa Aquarius propondría que se lo cambiara. 

El rodaje del anuncio rompió la tranquilidad de Huerta, que recibió a un amplio equipo de producción que con sus camiones, cámaras, luces y cables recorrieron las calles del pueblo con el rodaje. El spot continúa la línea de publicidad marcada desde años por Aquarius y cuyo lema es ‘El ser humano es extraordinario’.
Siempre buscando a personas anónimas, en anteriores anuncios se pudo ver a Justo, un señor que está construyendo una catedral en Mejorada del Campo o un habitante de Ghana que realizaba los ataúdes con los que sueñan sus vecinos. 
Y si esto de Aquarius os parecía poco la agencia Shackleton ha rodado un anuncio rural en este caso para La Primitiva en el caserío de Zikurkil en Euskadi rodeando de vacas a sus protagonistas y vecinos. Vamos que lo rural se lleva en los spots publicitarios estos días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario