9 jun. 2011

Ana Galán


Ana Galán – Madrid, 1969.
Parejas de perfil sobre un fondo de paisaje que nos llevan al Díptico de los duques de Urbino de Piero Della Francesca.

Dos principios contrarios, masculino y femenino, que se funden en un abrazo como símbolo de conjunción, de unidad y pertenencia, la unión de dos planetas que se encuentran en la misma línea de gravitación. En este movimiento se encuentra el sentido de la vida. El deseo de vivir el momento, plenamente. Paisajes de coníferas, representación del poder de la fuerza vital, de la inmortalidad.
Esta serie es un homenaje a la gente que decide dejar de ser invisible.
Viv(r)e la vie! es una serie fotográfica “en proceso”, que muestra fotografías de parejas de perfil sobre un fondo de paisaje, instantáneas que evocan el Díptico de los duques de Urbino de Piero Della Francesca.
El concepto relata los dos principios contrarios, masculino y femenino, que se funden en un abrazo como símbolo de conjunción, de unidad y pertenencia, la unión de dos planetas que se encuentran en la misma línea de gravitación. En este movimiento, se encuentra el sentido de la vida. También en sus paisajes de coníferas, la serie recrea la representación del poder de la fuerza vital, de la inmortalidad.
Viv(r)e la vie! son 15 fotografías, de 15 parejas que se reúnen cada domingo para bailar en un centro social. Esta serie es un homenaje a las personas que siguen viviendo “el momento”.
Comencé la serie Viv(r)e la Vie! en Guadalajara, España, con la idea de realizar nuevas series de 15 parejas en diferentes ciudades del mundo. Parejas de una cierta edad, personas poco visibles, pero que no han dejado de vivir plenamente y cuya estrecha relación se retrata en los bailes dominicales de los centros sociales de su localidad.
El objetivo de este proyecto sería formar un extenso inventario visual transcultural, casi como pequeñas historias de vida antropológica y social de unas personas que alcanzan una edad madura, pero activa.
Las fotografías dan visibilidad a personas que, desde hace cierto tiempo, carecen de ella. Esta serie, al mismo tiempo, documenta la diversidad cultural entre distintas ciudades y países. Todo visto a través del comportamiento y gestos de estas parejas de baile, donde las relaciones entre el hombre y la mujer, y los roles asumidos por cada uno de ellos, narran también cada territorio seleccionado. No sólo son retratos de matrimonios, o de personas con lazos de familiares o de amistad, sino, además, nos enseñan los vínculos de encuentro que les otorga ser simplemente “amigos de baile”.

(Texto de Ana Galán)

No hay comentarios:

Publicar un comentario