30/10/2014

Miguel Ángel Blanco "El aura de los ciervos" exposición en el Museo del Romanticismo, Madrid.

 Miguel Ángel Blanco junto a las metopas y las cornamentas de la instalación "El aura de los ciervos" 
 "Vista del Real Palacio de Riofrío tomada entre norte y levante" 
Estampa de Fernando Brambilla 

“(parto) de una estampa de Fernando Brambilla, quizá su imagen más romántica, en la que unos ciervos saltan en primer plano asustados por una violenta tormenta eléctrica sobre Riofrío. Me hizo interesarme por otras apariciones de los ciervos en piezas de la colección, que reflejan la fascinación por un animal con una carga simbólica ancestral y dan idea de las distintas facetas que tuvo en ese período su representación artística: desde la pervivencia de temas paganos (...) o cristianos, (...) a la encarnación del espíritu de la naturaleza incontaminada en el paisaje sublime o a la narrativa cinegética.” 
Miguel Ángel Blanco
 Litofanía con ciervos en el bosque. 
Plauesche Porzellan-Manufaktur.

“Las piezas seleccionadas dialogan con ocho libros-caja de mi Biblioteca del Bosque, realizados para esta exposición con puntas y fragmentos de cornamentas de ciervo. Las cuernas se han comparado siempre al ramaje de los árboles, a los que está dedicada una buena parte de mi obra; estos libros-caja evocan atributos de los ciervos relacionados con la germinación, el crecimiento y la regeneración, la persecuciónde la sabiduría... ”
Miguel Ángel Blanco
 Instalación "El aura de los ciervos" formada por 30 metopas y cornamentas del Museo de Ciencias Naturales e instalación sonora con grabación de choque de astas y berrea.
 “La instalación escenifica la liberación del aura de los ciervos. En la pared he instalado un conjunto de treinta metopas históricas de triunfos cinegéticos, vacías, que proceden del Museo Nacional de Ciencias Naturales, al igual que las cornamentas que forman, en cierto sentido, una montaña. Todas las imágenes, los mitos, las leyendas y las fuerzas invocadas por las cuernas se densifican aquí: rama, raíz, rayo, llama. Una intervención sonora nos hace escuchar su entrechocar y la berrea de los ciervos, convocando la magia de la expansión del sonido en la naturaleza, al caer la noche. Ascended la montaña y escuchad el bramido de los ciervos. Encontraos con ellos en la oscuridad. Desentrañad el lenguaje cifrado de sus cornamentas y admirad su misterio. Sed testigos de su liberación” 
Miguel Ángel Blanco
 Cuerna hipnótica 
libro-caja nº 1138.
2014
Miniatura caballero cazador. Anónima. Colección del Museo del Romanticismo.
El libro de las raíces rayo, libro-caja nº 650. 1996.
Candiles, libro-caja nº 1134. 2014.
libro-caja nº 1137 
Contacto nocturno 
205 x 285 x 45 mm. 
13/6/2014

Una exposición de Miguel Ángel Blanco en la que, la creación contemporánea, convive con obras del Museo del Romanticismo, para evocar en el espectador una imagen mítica de la naturaleza. El artista parte de un grabado de Fernando Brambilla perteneciente a la colección de este museo junto a otras piezas de temática relacionada con un animal tan emblemático como el ciervo y las pone en relación con ocho libros-caja de su Biblioteca del Bosque.

El grabado de Fernando Brambilla Vista del Real Palacio de Riofrío tomada entre el Norte y Levante, con relámpago, que se conserva en el Museo del Romanticismo, ha servido de base para realizar una selección de obras pertenecientes a la colección del museo que reflejan la fascinación por un animal con una carga simbólica ancestral y dan idea de las distintas facetas que tuvo en el período romántico su representación artística.
Estas obras se muestran junto a ocho libros-caja de Miguel Ángel Blanco pertenecientes a su Biblioteca del Bosque, siete de ellas realizadas ex profeso para la muestra. La exposición culmina con una instalación que escenifica la liberación del aura de los ciervos, utilizando metopas y cuernas procedentes del Museo Nacional de Ciencias Naturales, complementada por una intervención sonora que reproduce el entrechocar de las cornamentas y la berrea, convocando el misterio de la expansión del sonido en la naturaleza.
* Esta exposición se enmarca en el programa "Nuevas Miradas" de la Subdirección General de Promoción de las Bellas Artes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Exposición | 31 de octubre de 2014 - 1 de marzo de 2015
Museo del Romanticismo 
C/ San Mateo, 13. 28004 Madrid

Horario:
De martes a sábado: de 9:30 a 18:30h
Domingos y festivos: de 10:00 a 15:00h
9 de noviembre y 6 de diciembre de 9.30 a 18.30h
Cerrado lunes, 1 y 6 de enero, 1 de mayo, 24, 25 y 31 de diciembre
Entrada gratuita a la exposición

http://www.mecd.gob.es/cultura-mecd/areas-cultura/promociondelarte/exposiciones/prog-nuevas-miradas/el-aura-ciervos-miguelangelblanco.html

Catálogo de la exposición en pdf: http://museoromanticismo.mcu.es/web/archivos/documentos/publicacion_aura_ciervos.pdf 

Hoja de sala: http://museoromanticismo.mcu.es/web/archivos/documentos/hoja_sala_mab_def.pdf

Más información sobre Miguel Ángel Blanco en su completa página web: 
www.bibliotecadelbosque.net

26/10/2014

"Inmaterial. Patrimonio y Memoria Colectiva" exposición en el Museo Nacional de Antropología, Madrid.

 Tarde de otoño visitando el Museo Nacional de Antropología (Madrid) y la muy interesante exposición fotográfica sobre nuestro Patrimonio Inmaterial y la Memoria Colectiva. Muestra conformada por un conjunto de preciosas imágenes tomadas a lo largo del S. XX en España por grandes maestros del medio que evocan otros tiempos más cercanos a la tierra y naturaleza de nuestro territorio. Exposición más que recomendable de visitar para la cual se ha editado un amplio catálogo con todas las fotografías.
 paneles a la entrada indicando las distintas áreas que componen la muestra fotográfica
  • Un evocador recorrido a través de noventa y tres fotografías seleccionadas de algunos de los fotógrafos documentalistas más importantes de la historia
  • Coincide con el 11º aniversario de la firma de la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial
 INMATERIAL 
"El progreso no consiste en aniquilar hoy el ayer, sino, al revés, en conservar aquella esencia del ayer que tuvo la virtud de crear ese hoy mejor." 
José Ortega y Gasset
 piconeros en Córdoba, fotografía de la casa fotográfica de Laurent

 Si hay un autor dentro de la exposición del que sobresalen muchas fotografías es Otto Wunderlich:
 Otto Wunderlich 
Rebaño de ovejas y ermita del Cristo de la cruz en el barrio del Mercado.
Segovia, 1923-1924
 Otto Wunderlich 
Fuente de los Ocho Caños en la Calle Real, Ronda (Málaga) 
1927 (detalle)
 Otto Wunderlich 
Mujer sentada en el interior de una casa cueva en el pueblo troglodita de Guadix (Granada). 
1922 - 1927
 el montaje muy cuidado
 público dentro de las salas
fotografías con las faenas de la pesca
Otto Wunderlich 
En la taberna 
Arenas de San Pedro (Ávila) 1921-1922
Casa fotográfica de Laurent
Elche, palmeras y huertanos hacía 1870.
António Passaporte 
Tipos Canarios. Salida de misa 
Arucas (Las Palmas) 1931

 La cultura y la identidad se basan en la transmisión de destrezas y conocimientos útiles para aprovechar nuestro entorno, pero también de modelos sociales en los que los miembros de una determinada comunidad se reconocen, a la vez que los van transformando y adaptando a sus nuevas necesidades en un proceso incesante. Eso es el Patrimonio Inmaterial, una categoría de bienes culturales intangibles que ha reconocido recientemente la UNESCO.
Esta exposición está dedicada precisamente a celebrar los once años de esa convención internacional y a bucear en las raíces de esta herencia, pero en las más cercanas a nosotros, las nuestras, las de nuestra propia cultura. Y lo hace de la mano de los riquísimos fondos documentales del Instituto del Patrimonio Cultural de España y de las instantáneas de grandes fotógrafos reconocidos por el Premio de Fotografía Popular que concede desde hace más de treinta años el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, una oportunidad única para descubrir este ingente legado documental y disfrutar del diálogo en el tiempo y en el espacio de las fotos de algunos de los grandes de la historia de la fotografía documental española, como Jean Laurent, Otto Wunderlich, Eustasio Villanueva, Aurelio de Colmenares y Orgaz, Conde de Polentinos, António Passaporte, Loty, Luis Escobar, Pedro Ibarra, Baltasar Cue y Cristina García Rodero.
http://mnantropologia.mcu.es/exposiciones.html

Otto Wunderlich 
Campesinos en la taberna 
Guisando (Ávila) 1921-1922 
 António Passaporte 
Ganado en las cercanías de Ávila 
1927-1936 (detalle)
Casa fotográfica de Laurent 
El panadero 
Córdoba 
1862-1870
Murcia, Carreta cargada de tinajas. 1871. Casa fotográfica de Laurent.
 muy acertadas las fotos elegidas para los diferentes paneles




Un evocador recorrido por los orígenes del patrimonio inmaterial, a través de noventa y tres instantáneas de algunos de los fotógrafos documentalistas españoles y extranjeros más importantes de la historia: desde Jean Laurent, Mariano Moreno, Baltasar Cue o Otto Wunderlich, hasta Escobar López o Cristina García Rodero en la actualidad.
Las fotografías proceden de los ricos fondos del Instituto de Patrimonio Cultural de España y otras instituciones que nos trasladan a situaciones del pasado que hoy nos siguen resultando comprensibles y en las que podemos rastrear e imaginar los conocimientos técnicos necesarios para una actividad laboral, sentimientos afectivos o lúdicos, o las reglas sociales que rigen las relaciones humanas.

Inmaterial. Patrimonio y memoria colectiva, es un proyecto del Instituto del Patrimonio Cultural de España, la Subdirección General de Promoción de las Bellas Arte, la Subdirección General de Museos Estatales y el Museo Nacional de Antropología. Ha sido comisariada por Antonio Muñoz Carrión y María Pía Timón Tiemblo, y se integra en el marco del Plan Nacional para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial.

Exposición de Fotografía | 17 de octubre de 2014 - 15 de febrero de 2015
MUSEO NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA
@PromociondeArte @ipcepatrimonio #ArteFotografia #PatrimonioInmaterial
http://www.mecd.gob.es/cultura-mecd/areas-cultura/promociondelarte/exposiciones/exposiciones-temporales/PInmat-y-memoriacolect.html

Dónde está:
  • C/ Alfonso XII, 68. 28014 Madrid
Horario de apertura al público:
  • De martes a sábado de 9:30 a 20:00 horas
    Domingos y festivos: de 10 a 15 horas
    Cerrado todos los lunes del año, 1 y 6 de enero, 1 de mayo, 24, 25 y 31 de diciembre y un festivo local.
  • Entrada gratuita a la exposición

La recogida del azafrán

 la rosa sale del bulbo
"la especia más cara del mundo"

Una actividad que se puede enseñar a los niños en el colegio:
http://santaanamadridejos.blogspot.com.es/2014/02/recogida-de-la-rosa-del-azafran.html
http://www.tuinen.es/actividades-para-ninos-en-el-jardin/recogida-de-azafran-por-el-colegio-rural-agrupado-el-tejo
 http://lukas-gusanito.blogspot.com.es/2012/10/a-recoger-azafran-en-monreal-del-campo.html

21/10/2014

Abel Robino "Retratos de Golondrina"


 
Piezas del proyecto expuestas en Estampa 2014 (Madrid) dentro del stand de Dinastía Vivanco. 


"Retratos de Golondrina" se trata de una muestra en la que el artista argentino afincado en Francia, Abel Robino, ha querido dar visibilidad a la emigración temporal y repetitiva que cada año se produce en diferentes lugares del mundo y que está vinculada a la agricultura. De ahí el título, porque los temporeros, al igual que las aves migratorias, han de viajar en busca de otras latitudes, condicionados por las estaciones y las épocas de cosecha, para partir de nuevo, de tal modo que no se llega a producir integración ni arraigo. Estos retratos públicos de gente anónima, esconden una realidad de plena actualidad.
Quizá por ello las personas retratadas aparecen tras una especie de celosía que dificulta la visión, salvo en la mirada limpia que el autor ha respetado intencionadamente, y que fuerza a una reconstrucción por parte del observador. "La finalidad es que el público tarde en descubrir a la persona, al trabajador que está en la fotografía, porque nunca llegamos a conocer del todo al otro" señala Abel Robino. Quizá, si viajamos un poco más allá, los caminos que surcan estas imágenes de grandes dimensiones nos ayudan a "descubrir al otro en su cárcel propia". Quizá los mil caminos de las migraciones, y los de nuestra propia vida, se entrecruzan y surcan las huellas físicas y espirituales, tal y como reflejan la imágenes de Retratos Golondrina. 


Briones, el terruño de nubes y cielo que inspira

Abel Robino siente una gran atracción por Briones, por la luz, por cómo las estaciones modelan el paisaje. Refresca sus recuerdos de lo que personalmente vivió de joven entre Bolivia, Chile y Argentina. "Entre este terruño de nubes y cielo hay una energía que me llama la atención. Me siento muy cómodo en Briones".
Las 18 obras que integran la exposición parten de una serie de fotografías realizadas por Diego Pittaluga, entre octubre 2011 y octubre 2012, en los viñedos de Bodegas Dinastía Vivanco en Briones. Tras un año de trabajo intenso, ahora ven la luz. "Siento que le debo algo a estas personas que aparecen en las fotos. Mi deuda trato de saldarla con la exposición. En el momento de tomar las fotografías junto con Diego Pitalugga no quise conocer su historia personal para no mediatizar el resultado final. Ahora, una vez concluido, me gustaría conocer más de ellos y de sus circunstancias" confiesa el artista.
Casi una veintena de obras integran esta exposición. Se trata de fotografías retocadas y recortadas en capas. La idea surge de la fusión de dos corrientes en la trayectoria de Abel Robino. De un lado, su experiencia en Pekín y
Shanghai, en un trabajo de intervención artística (técnica de destrucción) sobre libros y cuadernos que llamó "Hara-Kiri-Books", y que estaba destinado a la Exposición Universal de 2010. Esta obra se enmarcaba dentro de una serie más amplia denominada "Libros Predictivos". Por otro lado, su pasión por el graffiti, una disciplina en la que estuvo investigando durante el año 2012.
El proceso de trabajo, una vez impresas las imágenes en gran formato, continúa "dibujando con un cuchillo (cutter)". Cada plancha de fotografía tiene entre 5.000 y 8.000 cortes, y cada obra consta de cuatro planchas, por lo que para cada obra han sido necesarias más de 30.000 incisiones. "Me llegan a doler las manos, pero nunca me corto los dedos" reconoce Abel Robino, que dedica intensas jornadas a sus obras "a veces desde las 2 de la tarde, hasta las 4 de la mañana, ininterrumpidamente".

 Abel Robino junto a sus piezas.

La curiosidad de tocar las obras 

La muestra está compuesta por una pieza grande de 160 x 180 cm., sin enmarcar, para que los visitantes puedan ver el proceso de trabajo, puedan tocar y meter la mano en las hendiduras... Participan así de un boceto que desvela el proceso creativo.
A ella se suman cinco obras de 70x70 cm. también protagonizadas por los "trabajadores golondrina", aunque en este caso los rostros están definidos por la luz y agrupadas bajo el epígrafe "Los iluminados". Hay dos retratos en negro profundo para mostrar un contrapunto, con un fondo diferente, y un retrato doble en color y blanco y negro. Completa la selección una serie de grandes fotografías, primeros planos de 170x170 cm. que empequeñecen al observador, lo aniñan frente a su enorme tamaño. Es la llamada perspectiva del gigantismo que el autor ya ha explorado en otras ocasiones.
El también argentino Diego Pittaluga, fotógrafo y artista polifacético, con el que Robino lleva más de una década colaborando, fue el encargado de realizar las fotografías. Una fructífera relación artística en la que Pittaluga aporta el toque crítico y, tal como señala Abel Robino, "me comprende". Ellos, junto a otros artistas de diversas disciplinas (músicos, video creadores, pintores...) integran en París el colectivo TAC, Territorio Autónomo de Creación.

 Portada de catálogo imagen superior e invitación a la exposición en el Museo de la Cultura del Vino Dinastía Vivanco en la imagen inferior.

Un artista golondrina exiliado en París

Poeta y artista plástico, Abel Robino nació, en 1952, en la ciudad de Pergamino, la llamada "Perla del Norte", situada a poco más de doscientos kilómetros de Buenos Aires. Estudió en la Facultad de Bellas Artes de La Plata y realizó el Máster en Artes Plásticas. Afincado en Francia desde que en 1982 hubo de exiliarse, se ha convertido en un artista de referencia a nivel internacional. "Me identifico mucho con la idea de golondrina, la de ir de lugar en lugar, buscando algo."

Entre sus obra lírica se encuentran títulos como Obsesión (1978), Las especies de la noche (l982), El estado de la quietud (1986), Hiel por hiel (1997) y Poemas (2004). Creador precoz, desde sus primeras obras la pintura y la poesía han ido de la mano. "Me inclino porque la poesía sea canto, como lo quiere la vieja tradición homérica, y porque todos los recursos y procedimientos empleados giren en función de poder pronunciar la palabra", señala. Sus obras artísticas han estado expuestas en diversos países de América, Europa y Asia, entre ellos: Argentina, Brasil, Cuba, Francia, Bélgica, Alemania, Suecia, China...
"Solamente sé quien soy en el momento en que estoy trabajando. La muerte llegará entre cuadro y cuadro, pero no mientras estás pintando. Lo único que vale es el momento de la creación."

Fuente: https://www.vinetur.com/2013103113782/dinastia-vivanco-expone-la-muestra-retratos-golondrina.html
http://abel.robino.free.fr/index.php
http://www.radioharo.com/2013/10/30/el-museo-de-la-cultura-del-vino-dinastia-vivanco-acoge-una-nueva-exposicion/